sábado, 31 de mayo de 2014

Pan Brié.

Cómo os comentaba en la anterior publicación, acabamos el mes con los retos habituales, a los que sí que he conseguido llegar. Hoy le toca el turno a Bake the world.

Este mes, las chicas nos proponían viajar hasta Francia, en concreto a Normandía y probar su pan Brié: un pan de masa densa y corteza dura, que puede recordarnos a nuestro pan candeal.


En casa hemos gastado este pan en los desayunos, tostadito...los normandos suelen tomarlo con langostinos o mantequilla.

Me  he guiado por las recetas de Un pedazo de pan y Los manjares de Ana María, con las cantidades de la receta de Richard Bertinet.
 



  •  Ingredientes para el prefermento:
500 g de harina de fuerza
350 g de agua
10 g de levadura fresca
10 g de sal

  • Ingredientes para la masa:
250 g de ha rina de fuerza
50 g de agua
50 g de mantequilla (temperatura ambiente)
10 g de levadrua fresca
5 g de sal



Cuando queramos hacer este pan, prepararemos el prefermento la noche anterior, ya que reposará en la nevera.
  1. Deshacemos la levadura en el agua, ligeramente templada, y lo añadimos a la harina que tendremos mezclada con la sal.
  2. Mezclamos bien con ayuda de una cuchara o de las manos. Cuando esté todo integrado, volcamos a la encimera y damos un pequeño amasado.
  3. Dejamos en un bowl, tapado con film, durante dos horas, a temperatura ambiente y seguidamente pasamos a la nevera, donde reposará toda la noche (12-24h)
Antes de poder ponernos a terminar nuestro pan, deberemos dejarlo atemperar entre media hora y una, dependiendo de la temperatura que tengamos.
También sacaremos la mantequilla para que podamos trabajarla bien.

Comenzamos con la masa:
  1. Troceamos nuestro prefermento y lo añadimos a la harina.
  2. Echamos el resto de ingredientes, sal, agua con la levadura, y la mantequilla, que también trocearemos.
  3. Mezclamos todos los ingredientes, hasta conseguir integrarlos; esta tarea nos costará un poco, ya que es una masa algo pesada. Podéis ayudaros de una rasqueta de panadero, una cuchara...pero finalmente habrá que amasar de forma tradicional.
  4. Una vez integrados, dejaremos reposar la masa unos 10 minutos.
  5. Amasamos y estiramos con ayuda de un rodillo. Doblamos y volvemos a estirar, así durante unos 10-15 minutos.
  6. Es el momento de encender nuestro  horno, para que vaya precalentado a 250º
  7. Formamos una bola, o la enrollamos como si fuera un brazo de gitano. La dejamos reposar media hora (mejor tapada)
  8. Dividimos nuestra masa en tres porciones y damos forma. También realizaremos el greñado, que en este caso es un corte central, dos paralelos más cortos y otros dos más.
  9. Tapamos con dos o tres paños, y dejamos reposar durante unos 45 minutos.  
  10. Vaporizamos agua en el horno, para crear vapor e introducimos nuestros panes y volvemos a vaporizar.
  11. Horneamos a 250º durante 5 minutos, bajamos el horno a 200º y dejamos 15-20 minutos más.
  12. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Lleva trabajo, pero si lo pensáis bien, hay muchos tiempos de reposo para descansar ;) Merece la pena prepararlo y poder disfrutar de un pan casero con un ligero toque de mantequilla. ¡IRRESISTIBLE!



12 Comentarios :

  1. Un pan riquísimo con el sabor y textura de los panes de antes, te ha quedado genial!!!
    Besoss;)

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón lleva trabajo y su tiempo pero el resultado está a la vista, te ha quedado de maravilla.

    En casa ha gustado muchísimo,

    besos

    ResponderEliminar
  3. Claro que merece la pena, todos los panes del Bake, algunos mas fáciles y otros mas difíciles son magníficos.
    Hemos disfrutando mucho haciendo este a que si?
    Besos y buen finde.
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado estupendos, la verdad que el trabajo merece la pena como bien dices.
    Saludos panarras.

    ResponderEliminar
  5. Te han salido igualitos que los míos, perfectos, jajjaja y riquísimos. Beso.

    ResponderEliminar
  6. Cuando leí que la propuesta de Mayo era el pain brié me puso nerviosa, ya que cuando investigue su amasado, el tiempo de levado, la deliciosa pinta que tenía la miga y como tenía que quedar en sí, lo primero que pensé fue: no me sale ni de coña, pero merece la pena intentarlo.

    Te ha salido un pan delicioso y seguro que riquísimo.

    Besitos. ¡Aqui y Ahora!

    ResponderEliminar
  7. Pero si te han quedado perfectos!!! Qué buena pinta tienen!!! El reto de este mes creo que nos ha gustado a todos, porque desde luego el pan merece la pena. La masa cuesta un poquito de trabajar, pero el resultado es extraordinario.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  8. Eso es un greñado, sí señor!
    Me encanta como te han quedado, son preciosos.

    ResponderEliminar
  9. Buenos días, mi nombre es Ana y te escribo desde el blog anastear.blogspot.com para darte un premio al Best Blog, pásate por mi blog y recógelo espero que te guste. Tienes un blog maravilloso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Pero que tarde que voy!!! Hasta hoy no he podido pasar a ver los otros panes del reto... Un pan muy rico, verdad? Te quedo muy bien. Besos!

    ResponderEliminar
  11. Hola, acabo de descubrir tu blog y me encantan tus recetas, así que me quedo de seguidora para no perderme tus publicaciones. Si quieres pásate por el mío, es de repostería.

    Un abrazo y hasta pronto.

    *Pilar*

    ResponderEliminar
  12. Hola, te dejo aquí un enlace con tu nominación para The Best Blog. Espero que te haga ilusión. Besos. http://www.micajaderecetas.com/2014/06/nominacion-best-blog.html

    ResponderEliminar

Gracias por tu tiempo en leerme y dejarme un comentario. Me encanta leerlos y siempre que puedo contesto.
Igualmente si tienes alguna duda, no te cortes y pregunta, intentaré resolverosla lo antes posible.